Depósitos a plazo, rentabilidad asegurada para su futuro

Un deposito a plazo es una forma excelente con la que podrá asegurar un elevado nivel de rentabilidad para sus ahorros. El funcionamiento de este producto bancario es muy sencillo para los que deseen contratarlo pues consiste, únicamente, en entregar un cantidad de dinero determinada a una institución financiera, la cual se encargará de gestionarla para que genere intereses en un determinado período de tiempo.

Sin duda, una buena solución puede ser confiar en Coopeuch para invertir sus ahorros, pues son una cooperativa que cuenta con más de 520000 socios y que está formada por capital totalmente chileno. Además, cuenta con casi 50 años de experiencia gestionando este tipo de productos financieros, en los que su proceso de crecimiento ha sido exponencial, alcanzando en la actualidad un total de 86 oficinas que se encuentran distribuidas a lo largo de todo el país de Chile.

deposito a plazo

Depositos a plazo, seguridad para sus ahorros

Este tipo de producto financiero cuenta con una serie de importantes ventajas que conviene destacar. La primera de ellas y, probablemente, la más importante, que permite a los contratantes conocer desde el primer momento la rentabilidad que puede obtener una vez finalice el plazo acordado o estipulado.

Para ello, existen simuladores de depositos a plazo sumamente sencillos de manejar y que, introduciendo unos datos muy simples, le permitirán simular el deposito a plazo y conocer así, con exactitud, la cantidad de intereses que podría obtener contratando uno de estos productos.

Respecto a los plazos, la ley dispone de una serie de requisitos y normas que se han de cumplir y que conviene conocer. Uno de ellos es el apartado referente a los plazos en que se podrá disponer el abono de los intereses y reajustes. Para los depósitos no reajustables, este período no puede ser inferior a las siete días, al igual que tampoco puede ser inferior a noventa en el caso de aquellos que si lo sean.

Tipos de depósitos e información adicional

Existen tres tipos de depósitos: los de plazo fijo, en el que Coopeuch se compromete a pagar en un día fijado y pactado con el cliente; los de plazo renovable, que permiten prorrogar el depósito por un período de tiempo adicional de la misma duración que el primero si el cliente no procede a retirar el dinero;

los de plazo indefinido, en los que no se acuerda un período determinado o fecha en la que el cliente deba proceder a la retirada del depósito. Para contratar uno de estos tipos de depósito deberá acercarse a cualquiera de las 86 oficinas que esta cooperativa tiene distribuidas a lo largo de todo Chile.

Para abrir un depósito a plazo las únicas condiciones que le exige Coopeuch es que sea mayor de edad, presentar su cédula de identidad y que la cantidad monetaria sea de, al menos, 20000 dólares. Hay que señalar que este tipo de depósitos están exentos de cualquier tipo de comisión.

Además, tendrá asegurado el mayor nivel de rentabilidad según el plazo que defina con la entidad. Debe saber, además, que su dinero estará protegido gracias a que su cartera está constituida por miles préstamos que han sido concedidos a los más de 520000 socios que posee la cooperativa.

Por si fuera poco, se encuentra bajo la supervisión de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras que regula la principal entidad financiera del país, el Banco Central de Chile. Y, para mayor garantía aún, 2 firmas independientes de clasificación de riesgo han catalogado a Coopeuch con notas de N1+ y AA-, que equivaldrían a una nota de 8 en una escala de 10.

Más informacion en este enlace

Anuncios