El subsidio habitacional se puede complementar con un crédito hipotecario

En algunos casos, si el precio total de una vivienda no se alcanza a pagar con el subsidio habitacional, el beneficiario puede optar a un crédito hipotecario y así reunir el monto final. El subsidio habitacional se entrega una vez en la vida del destinatario por lo que optar por el correcto y postular bien son claves para acelerar el proceso.

Un subsidio habitacional es la ayuda directa que el Estado de Chile entrega solo una vez en la vida a un beneficiario para adquirir una vivienda. Esta puede ser nueva o usada, urbana o rural, o incluso puede que aún no esté construida y la ayuda se utilice para edificarla en un sitio propio.

Información detallada sobre el subsidio habitacional

El requisito de esto último es que la vivienda sea hecha con un fin exclusivamente habitacional.

El subsidio habitacional se otorga como complemento al ahorro que la persona ha acumulado durante su vida, para ayudarle a financiar una parte o el total del precio de la vivienda.

Si el ahorro más el subsidio no alcanza para cubrir el gasto de la vivienda o la construcción, el beneficiario tiene la opción de sumar al pago un crédito hipotecario que ayude a reunir el dinero faltante y necesario para pagar el precio total de la vivienda.

Esta posibilidad solo puede ser aprovechada en el caso del subsidio habitacional DS1 para grupos emergentes y sectores medios.

Postulando al subsidio habitacional

La postulación al subsidio se puede realizar de dos formas. La primera es individual, ya sea personalmente ya sea por mandato del interesado a su cónyuge, hijos, padres o hermanos. La segunda es colectiva y se hace a través de un grupo organizado y legalmente constituido que tenga entre 10 y 160 integrantes.

Los requisitos para postular son ser mayor de edad, contar con puntaje de Ficha de protección social para título I –máximo 13.484 puntos–, tener un certificado de precalificación o pre aprobación de crédito hipotecario o declaración de recursos suficientes para comprar al contado, contar con el ahorro mínimo de acuerdo al título al que postula y con una declaración de núcleo y no propiedad habitacional.

En el caso de las personas extranjeras, estas deben presentar un certificado de permanencia definitiva en el país, para lo cual se piden 5 años como mínimo.

Dos tipos clave de subsidios

Según el sitio web de la Cooperativa de ahorro Coopeuch, http://www.coopeuch.cl, existe un subsidio habitacional para grupos emergentes o joven (Título I) al cual pueden postular las familias de sectores medios-bajos con capacidad de endeudamiento.

Este subsidio está destinado a viviendas nuevas o usadas hasta 1.000 UF y requiere un ahorro mínimo de 30 UF; se otorga según el puntaje de la ficha de protección social fijado por resolución.

El siguiente es el subsidio habitacional clase media (Título II) al cual pueden optar familias de sectores medios con capacidad de endeudamiento a una vivienda nueva o usada de hasta dos mil UF, con un ahorro mínimo de 50 UF y no requiere Ficha de Protección Social.

Sin embargo, también hay otros tipos de subsidio habitacional, como por ejemplo, los subsidios que apoyan la adquisición de viviendas nuevas o usadas. Aquí existen dos formas:

• Con crédito opcional para grupos emergentes: Este subsidio apoya la compra de una vivienda económica, de hasta 1.000 UF, que esté nueva o usada y que se encuentre en sectores urbanos o rurales. Está destinado a familias con capacidad de ahorro y la posibilidad de complementar el valor de la vivienda con un crédito adicional o recursos propios.

• Con crédito opcional para los sectores medios: Este tipo de subsidio apoya la compra de una vivienda económica de hasta 2.ooo UF, ya sea nueva o usada, en sectores rurales o urbanos y con los mismos requisitos que presentaba la anterior.

También se encuentran los subsidios que apoyan la construcción individual o grupal de viviendas de hasta 1.000 o 2.000 UF, en sectores urbanos o rurales. Para esto hay dos grupos:

• En sitio propio para grupos emergentes: Este apoya la construcción en un sitio propio o en densificación predial de una vivienda de hasta 1000 UF. Este subsidio está pensado para los grupos familiares con capacidad de ahorro y posibilidad de complementar el valor con recursos propios o accediendo a otros créditos.

• En sitio propio para sectores medios.

Existen también los subsidios que apoyan a mejorar y ampliar una vivienda social de 650 UF, en todos los sectores.

• Reparación y mejoramiento: Este subsidio permite reparar y mejorar la condición de las viviendas sociales o cuya tasación no sobrepase las 650 UF.

• Ampliación de vivienda: Permite agrandar viviendas sociales o cuya tasación no ascienda de las 650 UF.

• Acondicionamiento térmico: Este permite reacondicionar térmicamente viviendas que no excedan de las 650 UF.

Más información sobre el subsidio habitacional aca

Anuncios