Porqué abrir una cuenta de ahorro para los niños

cuenta_ahorro_ninosInculcar en los más pequeños el hábito de ahorrar es una tarea nada fácil para los padres, en este sentido las cuentas de ahorro para niños son la mejor opción si se quiere enseñar a valorar el dinero. De esta forma se les enseña que el dinero, si lo guardan, puede ser un bien que les resuelva problemas financieros en el futuro.

Ciertamente no se puede esperar que un pequeño deje de comprar un juguete o dulces sólo para ingresar ese dinero en un cuenta en el banco, pero si se le explican las ventajas de guardar lo que hoy le parece mucho, para mañana enfrentar de mejor manera lo que se presente, esto puede ser el inicio de una personalidad precavida por sobre una consumista.

El ahorro infantil no tiene que ver con guardar el dinero para que se incremente considerablemente en el futuro, mas bien se trata de impregnar en las nuevas generaciones un valor que se ha ido perdiendo conforme pasan los años, el ahorro. Esa idea de que todo lo que llega a nuestras manos debe ser gastado a la brevedad, e incluso las deudas pueden ser cosa del pasado si se forja en los más pequeños una mentalidad precavida en el aspecto económico.

Las cifras actuales indican que los chilenos gastan hasta cuatro veces lo que ganan, dejando en evidencia el sobre endeudamiento que se vive, principalmente debido al uso masivo de las tarjetas de crédito. Siendo ahorrativo desde pequeños, es posible incluso evitar el uso del dinero plástico o bien dejarlo sólo para casos de emergencia.

Las cuentas de ahorro para niños le entregan a los más pequeños la posibilidad de crear su propio patrimonio, de esta forma podrán disponer de él cuando tengan mayor conocimiento sobre el valor de dinero y sobre las cosas en las que vale la pena invertir y las que no.

Cómo abrir una cuenta de niño

En el contexto del ahorro infantil, muchas instituciones bancarias ofrecen la opción de abrir esta cuenta de ahorro para niños, algunas con la cláusula de que el dinero consignado sólo puede ser retirado cuando el menor cumple la mayoría de edad. De todos modos esta cláusula no es para nada descabellada, si sólo pueden disponer del dinero con la mayoría de edad, tendrán mejor formado el criterio para dar un correcto uso a lo ahorrado.

Aunque cada entidad tiene sus propias reglas respecto a la apertura de cuentas, en estos casos la mayoría solicita lo siguiente: certificado de nacimiento y/o cédula de identidad del niño, cédula de identidad del padre o madre y comprobante de domicilio.

La apertura de esta cuenta se hace con una cantidad muy baja de dinero y se pueden utilizar con la finalidad de enseñar al niño a administrar sus finanzas personales. Claramente estos ingresos no serán grandes cantidades al mes, pero de lo poco que reciban, lo ideal es que guarden gran parte de eso.

Anuncios