Cómo prepararse mejor para el retiro

ahorroPara algunos la edad del retiro es la más esperada en sus vidas, la idea de ya no trabajar y vivir de lo que se haya ahorrado durante décadas de trabajo, es algo que les motiva a hacer lo que antes no podían por falta de tiempo.

Pero hay quienes viven ese momento como una simple transición que no depara muchos cambios laborales debido a que los planes de retiro no son favorables económicamente hablando.

Si aún te encuentras en etapa laboral plena debes saber que tus primeros contratos son primordiales para tu futuro. de hecho, los primeros 10 años de ahorro determinan el 50% de tu jubilación. Es ideal que cuando se está partiendo la etapa laboral se ahorre alrededor de un 20% de su sueldo, a largo plazo estas acciones lo beneficiarán.

Por otra parte, si le faltan unos años para jubilar, hay algunos consejos que puedes seguir para que el retiro sea a la edad que corresponde y sin complicaciones de dinero.

Bien dicen por ahí que “el que guarda siempre tiene”, y esto ese defino como AHORRO. Una acción que se puede emplear en pequeñas maniobras, pero que sumadas a muchas otra pequeñas acciones se convierte en una gran hazaña.

Lo que debes tener en cuenta antes de jubilarte:

Alarga  lo que más puedas la jubilación: Si bien la edad de jubilación es a los 60, puedes optar por atrasarla, ya que debes considerar que por cada año que pase tu jubilación crece un 10% más.

Tomar la decisión: Debes entender que la pensión se construye en bases a ahorros mensuales, por lo que los períodos de cesantía claramente afectarán  a tu bolsillo a largo plazo.

Armar un plan: La base de todo es la organización, cuando tengas tiempo siéntate, toma una hoja de papel y traza los objetivos (realistas) que pretendes conseguir, a ellos añade un plazo para cumplirlos y planifica tus deudas de manera tal que éstas queden resultas al momento de tu retiro.

Define un plan financiero que estipule claramente lo que debes pagar mensualmente y cuanto debes tener de ingresos para seguir cumpliendo con los compromisos básicos una vez retirado (a).

Control de gastos: Cuando empiezas a pensar en el retiro hay que tener en cuenta que no se pueden adquirir nuevos compromisos financieros, esto significa no solicitar créditos a mediano y largo plazo y por ningún motivo comprometer los ahorros que tengas para el retiro. Esta decisión te permitirá vivir tranquilo (a), sin miedo a las deudas.

Pero si la idea es invertir, cuando está en juego el patrimonio lo mejor es aventurarse en algo seguro, hacerlo en el negocio de la familia o algo que no requiera de una fuerte inversión y que además deje tiempo libre para actividades recreativas, las que cobran vital importancia para una vejez activa.

 

Anuncios