Conozca sus derechos ante los seguros asociados a tarjetas

seguros_tarjetas_creditoHoy en día conseguir una tarjeta comercial es tremendamente fácil, de hecho, muchos vendedores se ponen en las entradas de las universidades ofreciendo este plástico que al fin y al cabo es una tentación para muchos.

Además de las facilidades de ingreso, se suma la comodidad de compra y pago que ofrecen,  y a  su vez los beneficios de ocupar sólo una tarjeta para el resto del comercio.

Pero luego de que contratamos el servicio nos encontramos con una serie de percances y lo peor de todo es que nadie nos advirtió de éstos.

Es que, ¿a quien no le ha pasado? que al abrir una tarjeta en casa comercial suele encontrarse, en su primer estado de cuenta, con una serie de cargos por diferentes seguros que jamás se contrataron. Esta sorpresa se da principalmente por no poner atención a los detalles: vale decir, esto pasa por no leer la letra chica de los contratos. 

Lo que se debe tener en cuenta es que cualquier seguro que se contrate asociado a la tarjeta de crédito o débito, formará parte permanente de su cuenta, será algo que tendrá que pagar cada mes, de manera ininterrumpida. Es por ello que debe estar muy atenta y antes de firmar, asegurarse de que el plástico no viene con cargos de los que usted no tenga conocimiento.

Para ratificar que todo este en orden, usted debe leer con atención todos los papeles que le hagan firmar, puede ser agotador, pero créame que por mucho que se demore en ver cada punto de su contrato, agradecerá haberlo hecho  a largo plazo, ya que definitivamente se ahorrará un dolor de cabeza.

ahora, en este aspecto la ley es clara y señala los derechos de un cliente al adquirir cualquier tipo de seguro:

  • Aceptación expresa. Si usted acepta algún tipo de seguro, esto debe quedar sentado en un documento firmado, sólo pro el titular, y se deben establecer reglas claras respecto de la cuota.
  • Condiciones. El contratante debe ser informado de las condiciones de contratación y cualquier otra característica relevante, de lo que está contratando.
  • El que calla no otorga. Su ausencia de consentimiento no faculta a la institución para que endose un seguro, si usted no acepta expresamente, éste cobro no debe realizarse.
  • No es obligación. Si la empresa con la cual está adquiriendo la tarjeta le condiciona la entrega de la línea de crédito a la aceptación de cualquier seguro, usted está en libertad de buscar otra empresa y de esta forma evitar que le cobren un servicio no solicitado y que no le sirve.
Anuncios