Importancia de educar a los niños en el ahorro

cuenta_ahorro_ninosPara los padres la educación de sus hijos es algo fundamental, y en ese aspecto los valores y la enseñanzas que los dejan para que sean mejores personas son para toda la vida. Aconsejarlos para llevar una cuenta de ahorro niños con responsabilidad es una de esas metas más importantes y permite crear valores.

Los educadores y pedagogos coinciden en que valores como el de ahorro permiten apoyar la educación de los pequeños y los hace personas más responsables y ordenados con sus deberes.

En época de fin de año, donde los gastos están a la orden del día es bueno predicar con el ejemplo ante los más pequeños de la casa. Hacer una lista con los objetos que se desean comprar y asignar un presupuesto límite para ello es un buen inicio.

Los niños tienden a seguir el ejemplo de las personas mayores que se encuentran más cerca de ellos, son sus padres los referentes principales por eso son quienes deben predicar con el ejemplo. Si abre a su hijo una cuenta de ahorro niños debe enseñarle cómo hacer que sus ahorros valgan la pena y las muchas metas que puede alcanzar si hace del ahorro un hábito en su vida.

Una manera diferente de inculcar el ahorro, además del ejemplo en casa, es lo didáctico. Este funciona muy bien si el pequeño gusta de las historias y cuentos, usted puede crear historias que implican un mensaje positivo respecto al ahorro, encantarlos con ellas y realizar preguntas al final sobre cuál es la moraleja que deja esa historia.

Para esto hay que usar un lenguaje y a personajes que resulten cotidianos o familiares para el menor, objetos, animales y personas con las que él comparte día a día y que les será fácil reconocer.

Por otra parte, cuando se cuente con grandes cantidades de dinero frente al menor, es importante enseñarle que ese dinero es producto de su trabajo y esfuerzo, que no es gratis y que cada peso cuesta trabajo. A medida que los pequeños crecen también es importante familiarizarlos con conceptos asociados a la economía cómo los gastos e ingresos, pagos, deudas, etc.

Ventajas y desventajas de las cuentas de ahorro

cuenta_ahorro_adultoEs cierto que la capacidad de ahorro de los chilenos es bastante inferior al ideal que todo esperamos, sin embargo el tener dinero ahorrado para emergencias es muy necesario. He aquí la importancia de las cuentas de ahorro para adultos, ya que son ellos los que tienen mayores ingresos y deben ponerse como meta el ahorro de al menos el 10 por ciento de sus ingresos.

Pero si usted de verdad quiere empezar a ahorrar y que le de resultado, le proponemos la siguiente idea. Escriba su sueldo líquido en un papel y saque el 30% de éste. Ese número guárdelo en una cuenta de ahorro, si lo piensa con el 30% de su sueldo mes a mes usted a 10 años tendrá una cuota considerable para vivir y de hecho para invertir en un pequeño negocio si es que usted es inquieto.

Pero, pese a ser uno de los productos más exitosos de las entidades financieras, las cuentas de ahorro no son perfectas. A continuación le entregamos una pequeña pero precisa lista de las principales ventajas y desventajas de éstas, aunque esto puede variar dependiendo de la entidad financiera en que se abra la cuenta.

Ventajas

  • La retribución por concepto de cuentas de ahorro es superior a la de otros productos como las cuentas corrientes.
  • Con el propósito de incentivar el ahorro, los bancos suelen ofrecer adicionales gratuitos como seguros de robo, asistencia hogar y descuentos en actividades culturales.
  • No se debe pagar comisión por concepto de consulta de movimientos y saldo.

Desventajas

  • No se asocian a uso de cheques.
  • No permite el uso de tarjetas de crédito ya que esto implica la posibilidad de tener saldo negativo lo que va contra el principio de ahorro.
  • El dinero debe estar inmovilizado por ciertos periodos para generar devengaciones positivas para el ahorrante.
  • En algunos casos se debe pagar comisión o perder intereses para acceder al dinero antes del tiempo estipulado de ahorro.

Pese al ámbito negativo, las cuentas de ahorro siguen siendo la mejor opción para juntar dinero de forma segura, sin riesgo de que éste se pierda por un mal manejo personal o por un robo. En ocasiones la gente tiende a dejar su dinero debajo de la cama o en alguna parte de su hogar, pero debe entender que esto lo deja a usted y a sus bienes en un peligro constante, ya que no es la gracia perder de un día a otro lo que tanto le costó recaudar, por lo que el mejor consejo es guardarlo en un banco e informarse de las políticas que la entidad bancaria tiene, para así evitar dolores de cabeza posteriores.

Cómo prepararse mejor para el retiro

ahorroPara algunos la edad del retiro es la más esperada en sus vidas, la idea de ya no trabajar y vivir de lo que se haya ahorrado durante décadas de trabajo, es algo que les motiva a hacer lo que antes no podían por falta de tiempo.

Pero hay quienes viven ese momento como una simple transición que no depara muchos cambios laborales debido a que los planes de retiro no son favorables económicamente hablando.

Si aún te encuentras en etapa laboral plena debes saber que tus primeros contratos son primordiales para tu futuro. de hecho, los primeros 10 años de ahorro determinan el 50% de tu jubilación. Es ideal que cuando se está partiendo la etapa laboral se ahorre alrededor de un 20% de su sueldo, a largo plazo estas acciones lo beneficiarán.

Por otra parte, si le faltan unos años para jubilar, hay algunos consejos que puedes seguir para que el retiro sea a la edad que corresponde y sin complicaciones de dinero.

Bien dicen por ahí que “el que guarda siempre tiene”, y esto ese defino como AHORRO. Una acción que se puede emplear en pequeñas maniobras, pero que sumadas a muchas otra pequeñas acciones se convierte en una gran hazaña.

Lo que debes tener en cuenta antes de jubilarte:

Alarga  lo que más puedas la jubilación: Si bien la edad de jubilación es a los 60, puedes optar por atrasarla, ya que debes considerar que por cada año que pase tu jubilación crece un 10% más.

Tomar la decisión: Debes entender que la pensión se construye en bases a ahorros mensuales, por lo que los períodos de cesantía claramente afectarán  a tu bolsillo a largo plazo.

Armar un plan: La base de todo es la organización, cuando tengas tiempo siéntate, toma una hoja de papel y traza los objetivos (realistas) que pretendes conseguir, a ellos añade un plazo para cumplirlos y planifica tus deudas de manera tal que éstas queden resultas al momento de tu retiro.

Define un plan financiero que estipule claramente lo que debes pagar mensualmente y cuanto debes tener de ingresos para seguir cumpliendo con los compromisos básicos una vez retirado (a).

Control de gastos: Cuando empiezas a pensar en el retiro hay que tener en cuenta que no se pueden adquirir nuevos compromisos financieros, esto significa no solicitar créditos a mediano y largo plazo y por ningún motivo comprometer los ahorros que tengas para el retiro. Esta decisión te permitirá vivir tranquilo (a), sin miedo a las deudas.

Pero si la idea es invertir, cuando está en juego el patrimonio lo mejor es aventurarse en algo seguro, hacerlo en el negocio de la familia o algo que no requiera de una fuerte inversión y que además deje tiempo libre para actividades recreativas, las que cobran vital importancia para una vejez activa.

 

Conociendo las cuentas de ahorro

cuenta_ahorroLas entidades bancarias cumplen un rol muy importante en la sociedad debido a la constante necesidad de las personas de pedir dinero, sin embargo, quienes más conocen sobre el origen de las entidades bancarias, saben que la idea inicial de éstas era ser un mecanismo de ahorro, es decir, separar una parte de los ingresos y guardarlo para hacer uso de él en el futuro.

Bajo esta lógica, la cuenta de ahorro es un sistema que ofrecen los bancos para juntar dinero, con diversas finalidades. Si bien tienen todas la base de resguardar el dinero de sus clientes, dependiendo del objetivo para el que se junten estos recursos, las cuentas de ahorro se dividen varios tipos, siendo ahorro a la vista y para la vivienda, los más comunes.

Cuenta de ahorro a la vista: esta cuenta es en moneda nacional y las personas no reciben reajustes ni intereses, éstas pueden ser cuentas individuales o grupales, las prefieren las agrupaciones de personas que optan por poner en manos de un tercero la administración de un fondo común. El dinero se encuentra disponible en todo momento y la institución bancaria cobra una comisión por mantención del dinero.

Cuenta de ahorro a plazo con giro incondicional: estas permiten a los ahorrantes retirar la totalidad del dinero en cualquier momento, pueden ser reajustables o no, y existe un límite de seis giros en un período de 12 meses. En el caso de las cuentas con cláusula de reajustabilidad, se pueden realizar hasta 4 giros en dicho periodo, sin perder el derecho a reajustes.

Cuenta de Ahorro a plazo con giro diferido: en este tipo de cuentas el depositante sólo puede realizar giros avisando con 30 días de anticipación al banco, en el caso de titulares que sean personas naturales, el banco permitirá giros de hasta 30 UF.

Cuentas para la Vivienda: son cuentas que se abren en algunas entidades bancarias pero que cuyos fondos están destinados exclusivamente a la compra de una vivienda, esta cuenta es un requisito para las personas que deseen optar a cualquier tipo de subsidio estatal.

Otros tipos de cuentas son la de Ahorro para la Educación Superior, Ahorro para el Deporte y los Planes de Ahorro Previsional Voluntario (APV).

Abrir una cuenta de ahorro en una entidad financiera, independiente de la finalidad que ésta tenga, siempre será una alternativa con repercusiones positivas en la economía y estabilidad de los titulares. De hecho, entre las cuentas de ahorro se destacan también las de ahorro niños, que son una excelente alternativa para inculcar este indispensable valor, en los más pequeños.

 

¿En qué circunstancias nos interesa contratar una cuenta de ahorro para la vivienda?

Pongámonos en situación: tenemos como idea comprar o rehabilitar una vivienda. Actualmente estamos viviendo de alquiler, o con nuestros padres en un piso familiar, y deseamos adquirir una vivienda propia en propiedad en la que residir y que podamos llamar nuestra. Aunque tenemos trabajo, tenemos el problema de que el precio de los inmuebles es elevado (no en vano se trata de una de las mayores inversiones que una persona hace a lo largo de su vida, y para muchos es la superior) y necesitaremos varios años de ahorro tan sólo para poder afrontar un crédito hipotecario, o la misma entrada.

Antes que desanimarnos y tirar la toalla, conviene conocer los productos financieros que ofrece el mercado y particularmente fijar los ojos en uno: la cuenta de ahorro para la vivienda.

Este tipo de cuentas constituye una de las herramientas de mayor uso para empezar a deducir de nuestros impuestos por vivienda habitual. Mediante la apertura de una cuenta de ahorro vivienda nos fijamos un plazo para comprar el inmueble, pero nos dará una larga lista de ventajas fiscales muy a tener en cuenta. Pasamos a contemplarlas en detalle.

Abrir Cuenta de Ahorro para la Vivienda Aquí

¿En qué momentos de la vida me interesa abrir una cuenta?

Este producto no es para todos. No puede aplicarse a aquellos que quieran comprar casas para segundas residencias, para dedicarlas al alquiler, y una larga serie de posibilidades, sino para aquellos que quieran adquirir una vivienda primaria para vivir o que tengan que rehabilitarla. Buenos momentos para abrir la cuenta son los siguientes:
Hemos recibido, o esperamos recibir muy pronto, una casa vieja en herencia. Si sabemos que vamos a necesitar una rehabilitación para hacerla habitable, esta cuenta nos puede ayudar.

Si somos jóvenes con un trabajo fijo que vivimos en casa de nuestros padres y queremos independizarnos, la cuenta es un buen paso previo para ir haciéndonos con el capital suficiente como para afrontar la aventura.
En el caso de parejas jóvenes que se conocen desde hace un tiempo y quieren ir a vivir juntos, cuando los ahorros no les permiten la convivencia conjunta en una vivienda propia, una forma de ir cimentando un proyecto de futuro es abrir una cuenta conjunta de este tipo.

Una familia en alquiler desea asentarse en un barrio que conocen, con trabajos que no les implicarán movilidad geográfica en un futuro: desean ahorrar para poder adquirir una vivienda en propiedad.

En este tipo de casos, que constituyen una gran parte de los clientes de este tipo de cuenta, tenemos en suma situaciones de personas que tienen el propósito de ahorrar durante varios años para comprar o rehabilitar una vivienda. Es decir, no van a hacerlo inmediatamente ni tienen la solvencia económica para afrontarlo por sí solos, de momento.

¿Qué ventajas obtendré con este tipo de productos?

Algunos pensarán, llegado a este punto, ¿Por qué no invierto mi dinero en otra cuenta de ahorros que dé rentabilidad, o en una inversión productiva, para de esta manera asegurarme tener más dinero con el que pagar la compra?
Pues bien, la cuenta tiene varias ventajas. Como nuestro capital está guardado en esta cuenta destinada a la compra de vivienda, irá acumulándose y se detraerá del dinero necesario para financiarla, es decir, pedir prestado. Así bajará el monto total, y, muy importante, los intereses del préstamo. Y eso quiere decir menos cuotas y más bajas.
Además se encuentran las ventajas fiscales. Los que se acojan a este tipo de cuentas disfrutarán de desgravaciones fiscales de las que no gozarían si invirtiesen su dinero en otro tipo de productos. En conjunto, se trata de una opción muy atractiva.

Si te interesa seguir informándote sobre este tema te recomiendo este artículo

Rentas Vitalicias en Consorcio, seguridad para su jubilación

Tras pasar la mayor parte de los años de la vida trabajando, este es el momento de disfrutar con tranquilidad. Para ello, las rentas vitalicias le garantizarán una cantidad mensual fija en función de Unidad de Fomento (UF), que se mantendrá sin variaciones durante toda su vida.
Consorcio Financiero S.A es una compañía líder en Chile en cuanto a productos y servicios financieros de calidad, que busca satisfacer las necesidades de seguridad patrimonial y familiar de sus clientes. Es un Holding con noventa y siete años de experiencia, formado por capital exclusivamente chileno y que da empleo a más de 2100 personas. Su escaso nivel de endeudamiento y la clasificación más alta de riesgo de la Industria Aseguradora de Chile, AA+, hacen de Consorcio Financiero una empresa de plena confianza a la hora de ejecutar sus obligaciones.

Tonalidad de las Rentas Vitalicias en Consorcio

Una renta vitalicia es una pensión de por vida expresada en UF. Con el Retiro Programado AFP, la cantidad correspondiente a dicha pensión se calcula cada año teniendo en cuenta factores como la rentabilidad del fondo de pensiones o la expectativa de vida, lo que implica que no sea un monto fijo vitalicio y que decrezca con el paso del tiempo, sobre todo a partir del tercer año. En cambio, el cálculo de la Renta Vitalicia en Consorcio es efectuado una única vez y su validez es para siempre. Además, no existe el riesgo de que se acabe el fondo de su cuenta, puesto que los riesgos de longevidad y rentabilidad son asumidos por la compañía. Por si fuera poco, estas rentas vitalicias conservan el derecho de pensión para los beneficiarios legales, así como el resto de beneficios que aparecen recogidos en la ley.

Consorcio ofrece diversos tipos de Rentas Vitalicias que pueden ajustarse a cada cliente: de Vejez Normal, para aquellos que hayan cumplido la edad legal de jubilación (60 años en el caso de las mujeres y 65 en el de los hombres); de Vejez Anticipada, para aquellos que aunque no tengan la edad mínima de jubilación, cumplen determinados requisitos establecidos por la ley para adelantar el cobro de su pensión, o, en este caso, de su renta vitalicia; de Sobrevivencia, en el cual el beneficiario es el grupo familiar del fallecido; y de Invalidez, para aquellos que, sin tener la edad mínima de jubilación, han sufrido un deterioro total o parcial de su capacidad de trabajo, debido a una enfermedad, un accidente…

Seguridad para los suyos

En caso de fallecimiento, las Rentas Vitalicias en Consorcio ofrecen dos opciones respecto a la cantidad de tiempo en que se garantiza la pensión. Por un lado, la primera de ellas es la Opción Simple, en la que los beneficiarios con derecho a pensión de sobrevivencia continúan recibiendo una renta fija en UF, según los porcentajes y períodos establecido por la ley; por otro, la Opción Garantizada, en la que las rentas vitaliciasde Consorcio aseguran a los beneficiarios la misma pensión mensual que recibías, durante el período definido al suscribir el contrato y según lo establecido por la ley.

Al suscribir el contrato de la renta vitalicia, establecerás el momento en que comenzar a recibir la pensión, pudiendo ser de forma inmediata tras el traspaso de los fondos desde AFP a Consorcio, o diferida, pudiendo ser uno, dos o tres años.

Si se acerca el momento de su jubilación, las Rentas Vitalicias ofrecidas por Consorcio Financiero poseen excelentes condiciones, y su trayectoria casi centenaria en Chile otorga seguridad y confianza.

Haz click aqui para acceder al sitio de Rentas Vitalicias