¿Está pagando un seguro que no le sirve?

seguros_tarjetasLas transacciones comerciales en la banca están a la orden del día, y si usted es un adepto de los créditos y productos financieros en general, o incluso si cuenta con tarjetas de casas comerciales, debe estar bien informado respecto de los productos anexos que pueden ir asociados a sus cuentas.

Los seguros de tarjetas de crédito son muchos, a ella se pueden asociar desde seguros de vida hasta los de cesantía. Pero así como esto puede representar una facilidad para el cliente ya que el pago se realiza mediante la misma cuenta o tarjeta, lo cierto es que muchas veces el cliente o no se da cuenta que está pagando un seguro, o por falta de información, terminan aceptando seguros que no les son de utilidad.

En el caso de los seguros el silencio del cliente no conlleva la aceptación. Para estos casos se requiere la autorización expresa del interesado y su firma en los documentos correspondientes a dicho seguro. Por ejemplo cuando abre una tarjeta en casa comercial, y le ofrecen algún seguro con prima especial, al firmar el contrato de la cuenta usted debería firmar aparte el documento correspondiente al seguro. Bajo ninguna circunstancia éste estará incluido en la documentación de la tarjeta.

En el caso del seguro de desgravamen, este es el único considerado “obligatorio” ya que consiste en la cobertura de la deuda en caso de deceso del titular de la cuenta. Por esta razón este es un seguro útil y que entrega seguridad al interesado.

Pero hay otras opciones comunes que no corresponde aplicar a ciertas personas, por ejemplo un seguro de cesantía a un jubilado. La persona estaría pagando un seguro que nunca podrá cobrar ya que no trabajo con un contrato y para cobrar este seguro se quiere de un finiquito que ponga término a un contrato de trabajo formal. Si usted trabaja de manera independiente tampoco le es útil este tipo de seguros.

Anuncios

Seguros de tarjetas de crédito, lo que debes saber

seguros_tarjetasLas tarjetas de crédito son un factor común hoy en día en quienes poseen cuentas corriente u otro tipo de cuenta en bancos. La magia de estos productos financieros es que nos permiten tener lo que deseamos, en el momento, aunque no dispongamos del total de su valor.

Pero aunque tienen muchas ventajas, lo cierto es que, a veces sin saberlo, hay seguros asociados a dichas tarjetas de crédito que el cliente desconoce y que significan un aumento en el total a pagar cada mes

Las entidades bancarias, al ofrecer una tarjeta de crédito generalmente suelen ofrecer una serie de seguros asociados a dicha tarjeta de crédito. Como cliente lo primero que debe saber es que TODOS los seguros de tarjetas son opcionales, es decir que usted está en pleno derecho de rechazarlos y optar por no cancelar dichas primas.

Otra opción es que la entidad financiera le ofrece el seguro en forma gratuita, sólo que muchas veces “olvidan” mencionar que esa gratuidad es por una cantidad determinada de meses (3, 6 y hasta 12) pero luego usted debe empezar a pagar el seguro y las posibilidades de dejarlo en ese momento serán muy pocas y complicadas.

Por eso hay que tener mucho cuidado con las “ofertas” imperdibles que los bancos y entidades financieras nos ofrecen con tal de aceptar sus seguros.

¿Cuáles son estos y para qué sirven?

Por otra parte, no se confíe en la sonrisa y las maravillas que se le dicen de su tarjeta de crédito, no firme el contrato sin dejar claras las condiciones de éste ya que hay seguros que vienen, según las financieras, “por añadidura” al producto cuenta de ahorro o cuenta corriente. Pero lo cierto es que a usted ninguna ley le obliga a tomar un seguro.

Lo recomendable es que analice la propuesta y decida si el seguro de tarjetas que le ofrecen es o no necesario, o útil, para usted.Esto es importante ya que si le interesa lo puede tomar, pero en caso de ofrecerle un seguro de cesantía, por ejemplo, siendo usted trabajador independiente, eso sería algo con cero sentido común.

Entre las opciones que le pueden ofrecer se encuentran: Seguro de protección de documentos, seguros de vida, seguros de accidentes de viaje, seguro de viaje, seguro de compras con tarjeta de crédito, seguro anti-fraude, etc. 

A simple vista estos seguros incluso resultan atractivos, pero antes de aceptarlos lea con atención las condiciones bajo las cuales se cancela la indemnización y el plazo de cobertura de dicha póliza. Además, debe tener clara cuál será la prima mensual del seguro y qué ocurre si usted termina de pagar el crédito al banco y nunca utilizó el seguro.

La cruda realidad es que todas las cuotas pagadas no tienen reembolso y una vez que se termina de pagar el crédito, se termina también la cobertura del seguro, sin devolver al cliente lo que ha cancelado. Esto puede parecer un robo, sin embargo es algo que muchas veces está estipulado en el contrato y las personas lo pasan por alto al momento de firmar por no darse el tiempo de leer la letra pequeña.

Cómo elegir seguros que realmente sirvan

seguros_pensionadosConsolidar un patrimonio importante es una labor compleja hoy en día, hay quienes logran efectivamente tener sus bienes como casas, vehículos, empresas, etc. Pero lo importante es que estos bienes se encuentren resguardados y muchas veces los seguros se vuelven dolores de cabeza, en lugar de contribuir a nuestra tranquilidad.

A una edad ya avanzada, los seguros para pensionados siguen siendo una buena alternativa, si usted ya es jubilado y no cuenta con una prima para proteger sus bienes, o incluso un seguro de vida, aún puede estar a tiempo de encontrar una buena oferta en instituciones financieras.

Debido a que el patrimonio suele ser diverso, es decir que van desde propiedades hasta ahorros e inversiones, se requiere de pólizas diferentes y/o integrales que nos permitan proteger la mayor cantidad de bienes bajo un mismo seguro.

En el caso de las empresas y bienes materiales establecidos es aconsejable un seguro ante siniestros que permita reunir un un mismo seguro las instalaciones de la empresa y los bienes que en ella se albergan. De esta forma se mantiene protegido el patrimonio material y se puede decir que los negocios seguirán bien encaminados.

Por otro lado, se encuentran los seguros de vida e invalidez, estos son igual de importantes pero se enfocan más en terceras personas (beneficiarios), que suelen ser los hijos, esposa o quienes constituyan descendencia del asegurado.

Para todo seguro hay que tener en cuenta que es mejor concentrar en uno o dos lo que deseamos asegurar y no contratar una póliz para cada bien. Con esta última opción sólo se logra que paguemos primas bajas pero muy restrictivas que terminan siendo inútiles y una pérdida de dinero.

Un dato a considerar es que, para todo tipo de seguro, mientras más joven se tome la decisión de contratarlo menor será el monto a pagar mensualmente debido a la escala de riesgos.

Ahorrar con un seguro

Muchos de los seguros a los cuales pueden optar las personas naturales, son aquellos que les permiten contar con un colchón de dinero o capital a futuro. Es decir, lo primero que los individuos deben pensar es para qué contratar un seguro con ahorro. Pues lo motivos son variados, ya que muchas personas los solicitan como una inversión a futuro que les permita contar con un capital que pueden gastar o usar a futuro como el pago de mensualidades de una carrera profesional para un hijo o nieto, por ejemplo.

Otro de los beneficios que contribuye este tipo de seguros, son aquellos relacionados con las ventajas tributarias, que dice relación con que la indemnización no atribuye herencia. Así, el capital que se aseguró más el ahorro sumado son pagados directamente a los beneficiarios de esta pensión.

Por ende, esta modalidad permite que los asegurados pueden tener un acceso directo a los ahorros, donde el aporte mensual es máximo de 50 UF.

Porqué contratar seguros de cesantía con las tarjetas de crédito

seguros_tarjetas_creditoEl uso de tarjetas de crédito es lo que ha llevado a las personas a endeudarse cada día más. En nuestro país algunos estudios han señalado que los trabajadores se endeudan por cantidades equivalentes a hasta cuatro veces su sueldo, exceptuando los créditos hipotecarios, es por eso que los seguros que se pueden contratar con estos productos se vuelven una buena alternativa.

Los seguros asociados a tarjetas de crédito tienen la particularidad de que el pago se realiza en conjunto con los las cuotas de los productos adquiridos. En el estado de cuenta se especifica claramente el monto a pagar y a qué se refiere.

De esta forma se evitan los olvidos y ser penalizado o perder los beneficios del seguro por no pagar las cuotas. En el caso de los seguros de cesantía, estos se caracterizan porque sus contratación es voluntaria, pueden o no tener una vigencia previamente estipulada, tienen una cantidad determinada de cuotas y normalmente son opción con todos los productos financieros.

Antes de firmar cualquier documento que lo comprometa a pagar una cuota mensual por concepto de seguro de cesantía, tenga en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Lea detenidamente el contrato, aunque éste sea extenso sólo así podrá comprobar que todo lo ofrecido de palabra es efectívamente lo que se respetará a la hora de cobrar el seguro. Recuerde que legalmente sólo valdrá lo que diga el papel.
  • Compruebe que la aseguradora esté debidamente registrada en la Superintendencia de Valores y Seguros.
  • Tenga claro bajó que condiciones se pagará el seguro, los requisitos para solicitar el pago, en qué casos NO se pagará, bajo qué criterios de reajuste se realizará en caso de renovación, el periodo de cobertura y la cantidad de cuotas que debe pagar, así como su valor.

En conclusión, debe saber que uno de los seguros que mejor o más beneficios le dará es el seguro de cesantía, junto al degravamen, ya que ambos dan buenas opciones para evitar el pago de cuota o rebajarlo en caso de cualquier inconveniente.

Por lo general, cada vez que abra una tarjeta en las grandes tiendas comerciales este seguro irá ingresado en las páginas de los contratos, pero tal y como se le señaló anteriormente usted está en pleno derecho de no querer este seguro.

En caso de que usted ya tenga el seguro, debe saber que éste se cancela al pagar su cuota de la tarjeta mes a mes, de hecho va incluido en su estado de cuenta. Si quiere sacarlo, pues nadie le dijo sobre este seguro, también puede hacerlo, para ello, lo único que debe hacer es ir a la parte de atención de cliente de su casa comercial y pedir el retiro de éste.

Qué seguros debe contratar con sus tarjetas de crédito

seguros_tarjetas_creditoCuando abrimos una tarjeta de casa comercial o de crédito bancaria, entre los muchos papeles que se firman y que usualmente no leemos, se incluyen las pólizas de seguros asociados a dichas tarjetas. De acuerdo a la ley, con contadas excepciones, éstos no son obligatorios, por eso es necesario saber cuáles nos convienen y cuáles no.

El único seguro que se considera requisito para las tarjetas de crédito es el Seguro Desgravamen, éste de un bajo valor y es lo que cubrirá el total de la deuda en caso de que el titular de la cuenta muera. De esta manera las deudas no se heredan y quedan condonadas al momento del fallecimiento. Ahora, es importante tener en cuenta que en caso de suicidio el seguro no cubre absolutamente nada.

Entre las otras opciones que figuran con este tipo de cuentas, se encuentran el seguro de Cesantía, en donde el valor a pagar mensualmente dependerá del acuerdo que la persona haga con la casa comercial o entidad financiera. En cualquier caso el monto se encuentra fijado en los papeles de contrato.

Este consiste en cuna cantidad de dinero que se entrega en caso de que la persona quede sin trabajo y para hacer efectivo el cobro se debe presentar el finiquito de trabajo y hay que estar al día en el pago de las cuotas de la tarjeta.

Las casas comerciales, en caso de que el usuario no esté al día en sus pagos, poseen cláusulas en los contratos en donde se liberan del pago de dicho seguro.

De todos modos, este tipo de prima es opcional para los usuarios de tarjetas y en ningún caso representan un requisito para contratar el servicio de la tarjeta, además no es aplicable a estudiantes, personas de la tercera edad ni dueñas de casa.

Por otra parte, el seguro de cesantía es efectivamente uno de los más útiles, ya que quizá en algún momento tenga asegurado su sueldo, pero si por a, b o c motivo a usted lo despiden las cuotas a pagar serán un dolor de cabeza y lo que es peor es que a falta de la cancelación de éstas usted terminará quedando en Dicom, lo que conlleva un sinfín de consecuencias negativas, entre la que se encuentra la dificultad de encontrar un nuevo trabajo, ya que en muchos puestos laborales le piden certificar su situación financiera, dejando postergados a quienes han acumulado deudas.

Por ello, le aconsejamos que siempre que vaya a sacar una tarjeta lea las condiciones, no importa si se demora más que otros, no importa si no entiende, de hecho si hay algo que no comprende pregúntale a su ejecutivo sobre sus dudas, aclare todo antes de firmar eso le ayudará a no tener dolores de cabeza más adelante.

Conozca sus derechos ante los seguros asociados a tarjetas

seguros_tarjetas_creditoHoy en día conseguir una tarjeta comercial es tremendamente fácil, de hecho, muchos vendedores se ponen en las entradas de las universidades ofreciendo este plástico que al fin y al cabo es una tentación para muchos.

Además de las facilidades de ingreso, se suma la comodidad de compra y pago que ofrecen,  y a  su vez los beneficios de ocupar sólo una tarjeta para el resto del comercio.

Pero luego de que contratamos el servicio nos encontramos con una serie de percances y lo peor de todo es que nadie nos advirtió de éstos.

Es que, ¿a quien no le ha pasado? que al abrir una tarjeta en casa comercial suele encontrarse, en su primer estado de cuenta, con una serie de cargos por diferentes seguros que jamás se contrataron. Esta sorpresa se da principalmente por no poner atención a los detalles: vale decir, esto pasa por no leer la letra chica de los contratos. 

Lo que se debe tener en cuenta es que cualquier seguro que se contrate asociado a la tarjeta de crédito o débito, formará parte permanente de su cuenta, será algo que tendrá que pagar cada mes, de manera ininterrumpida. Es por ello que debe estar muy atenta y antes de firmar, asegurarse de que el plástico no viene con cargos de los que usted no tenga conocimiento.

Para ratificar que todo este en orden, usted debe leer con atención todos los papeles que le hagan firmar, puede ser agotador, pero créame que por mucho que se demore en ver cada punto de su contrato, agradecerá haberlo hecho  a largo plazo, ya que definitivamente se ahorrará un dolor de cabeza.

ahora, en este aspecto la ley es clara y señala los derechos de un cliente al adquirir cualquier tipo de seguro:

  • Aceptación expresa. Si usted acepta algún tipo de seguro, esto debe quedar sentado en un documento firmado, sólo pro el titular, y se deben establecer reglas claras respecto de la cuota.
  • Condiciones. El contratante debe ser informado de las condiciones de contratación y cualquier otra característica relevante, de lo que está contratando.
  • El que calla no otorga. Su ausencia de consentimiento no faculta a la institución para que endose un seguro, si usted no acepta expresamente, éste cobro no debe realizarse.
  • No es obligación. Si la empresa con la cual está adquiriendo la tarjeta le condiciona la entrega de la línea de crédito a la aceptación de cualquier seguro, usted está en libertad de buscar otra empresa y de esta forma evitar que le cobren un servicio no solicitado y que no le sirve.

Seguros de tarjetas para evitar cobros indebidos

Seguro de tarjetasDentro de los múltiples cobros que se hacen a las personas de manera indebida, está el de ciertas deudas contraídas por el titular de una tarjeta de crédito y que, al momento del fallecimiento, son cobradas a sus familiares. Para evitar estos cobros, es que existe un seguro de tarjetas específico, como es el seguro de desgravamen.

¿En qué consiste esto? Se trata de una póliza que asegura el pago del saldo insoluto del deudor frente a su acreedor, sea una institución financiera o prestamista de crédito. De esta manera, se protege al socio asegurado en caso de que falleciera y las deudas no se continúan cobrando a la familia heredera.

Para que este contrato anexo exista, es necesario que haya un crédito de cualquier naturaleza, por el cual el deudor se obligó al pago de su acreedor correspondiente, puede ser un crédito hipotecario por la compra de una casa, un crédito por tarjetas del retail, crédito de consumo cualquiera o incluso dinero utilizado en la línea de crédito y otorgado por la cuenta corriente.

Hoy en día prácticamente todos los productos financieros tienen la contratación del seguro de desgravamen como una condición para adquirir el producto. De esta forma se resguarda la estabilidad financiera de quienes sobreviven al deudor y nadie debe responder por una deuda cuyo titular ya no puede responder por ella. Pero no sólo los descendientes del deudor son beneficiados, también la entidad financiera ya que puede resguardar la deuda.

¿Por qué contratar este seguro de tarjeta?

La importancia de contar con un seguro de desgravamen es que, además de ser una protección adicional para el bienestar económico, se trata también de una herramienta útil para las entidades financieras, las cuales aseguran de manera efectiva el riesgo de no pago de los créditos.

El beneficiario será todo tercero designado en la póliza, esto para recibir el capital asegurado, mientras que la institución financiera que haya otorgado el crédito se beneficiará bajo el seguro de desgravamen, de manera que la protección a la familia es indirecta.

De esta manera, es posible asegurarte de que tus familiares no deban responder por ninguna deuda que hayas contraído y que, por causas que escapan a uno, no hayas podido pagar. Gracias a un seguro de tarjeta tan útil como el de desgravamen, no habrá que preocuparse por futuros inconvenientes de índole económico.

Después de todo, la pérdida de un familiar es suficiente dolor como para sumar a ello el pago de una deuda de la cual pueden no tener idea los herederos. Este resguardo es para ambas partes, se benefician los descendientes y la institución.

Este seguro no tiene como condición determinadas causas de muerte, por lo tanto, sin importar el cómo hayan sucedido las cosas, la deuda no pasará a los herederos.